h1

El Rigor periodismo en la España del Siglo XXI

28 septiembre, 2010

De todos es sabido que una de las características por la que más se define España no es por su periodismo de gran calidad (y si no lo sabías, ya vas tardando), una buena muestra de ello es las sendas publicaciones que se han realizado primero en el 20 Minutos y posteriormente en ABC sobre un supuesto fraude en un debate televisivo.

Fuera de percepciones personales de cómo serán los dos personajes a los que se retrata en los artículos, ya que no tengo el placer de haber cruzado más de dos palabras con ninguno de ellos, intentaré centrarme en la falta de lo que son realmente profesionales del medio llaman “rigor periodístico”.

Comenzaré con 20 Minutos, que a fin al cabo son los que menos “se han currado” la noticia y se han basado en cuestiones meramente estéticas, pues eso, al toro (y nunca mejor dicho)

“otro de los personajes que arremetió desde el público contra los defensores de los encierros, Haplo Schaffer, también había contribuido con Espejo público tiempo atrás, en aquella ocasión como joven siniestro de pelo largo y vestuario enlutado. En su segunda visita al programa, sin embargo, no quedaba ni rastro de sus antiguas trazas: lucía una pulcra coleta y unas lentes de intelectual.”

Realmente lamentable, desprestigiar de aquella manera la intervención de una persona por el hecho de que “ayer te vi vestido de negro y hoy vienes de claro” es algo tan carente de lógica como decir que un policía de paisano es menos policía porque no lleva uniforme, para la información de los señores de 20 Minutos la gente en su fondo de armario puede tener toda la ropa que le de la realísima gana (o en caso de algunos la que nos quepa) y no por ello va a ser o dejar de ser X o Y.

Por supuesto, utilizan el mismo método para desprestigiar al tertuliano que se definía como “corredor de encierros”

El Niño había intervenido hacía un tiempo en el mismo programa, esta vez como miembro de una tribu urbana y camuflado” con cresta punk y ropa en consonancia.

A su vez, hacen referencia a unas supuestas conversaciones vía Facebook que ambos personajes mantienen, conversaciones que aparentemente no poseen, ya que no se molestan ni en mostrarlas como muestra incriminatoria

“Más sospechoso aún es que en el supuesto perfil de Facebook de ambos jóvenes se pudieran leer algunas frases donde se indicaba que se buscaban jóvenes para el programa, preferiblemente actores, o que uno de ellos incluyera un link al vídeo en el que aparecía ataviado como un punk con la siguiente frase: “Cuando un punk, sale hablando en la tele hablando de punks, sin ser punk…”.”

En resumen, una actitud vergonzante la de los señores de 20 Minutos que deja bastante baja la imagen del periodismo en este país, sin embargo, no es muy sorprendente viniendo de este medio.

A mi, personalmente me escama mucho más el hecho de que un medio de la calidad de ABC (dentro, de su personal visión del mundo) se haya subido al carro del artículo fácil y zafio, aunque rompiendo una vara a su favor, he de decir que su labor de documentación ha sido considerablemente superior.

Estos, a diferencia de los señores de 20 Minutos no se centran en la descalificación por su estética y centran su noticia en el malestar que creó los comentarios de “El Niño” a aquellos que se definen como corredores profesionales de encierros, sin embargo, no dejan de utilizar la supuesta conversación que mantienen este con Haplo Schaffer vía Facebook.

En algunos foros de internet se ha levantado la polémica porque «El Niño» afirmó después del programa que estaba compinchado con un miembro del publico, Haplo Schaffer, conocido polemista del programa «Espejo público». En su perfil de Facebook (ahora desaparecido), «El Niño», que se hace llamar Aidan Hardwick en la red social, le dice a Haplo «me han echado la petaza porque nos han visto haciéndonos señas, ja, ja, ja. Al parecer nos han visto y el público se ha olido la tostada».

Y realmente, poco más tengo que añadir, más que no hay más que enchufar la televisión cualquier día sobre las 5 de la tarde para saber el tipo de prensa que se estila en este país y estar preparado, si se desea ser mediático para que esta carroña se cebe contigo a la menor oportunidad, tal y como lo han hecho con el Señor Haplo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: