h1

No importa donde vayas…

12 julio, 2011

…Todo el mundo está conectado. Así rezaba una de las frases más célebres del anime Lain y parece mentira como en esta vida 2.0 que ahora llevamos los que estamos montados en la tecnología lo bien que nos define

Hay un problema en el trabajo no pasa nada, envio un whatsapp, estoy encerrado en un atasco, pues e-mail desde el smarphone, quiero compartir las fotos del niño, pues las subo a Facebook, la fiesta de la empresa se ha desmadrado, pues saco un par de fotos con mi Iphone y las subo a flickr y así podría seguir, el currículum en LinkedIn, las amistades en Facebook, los contactos y feeds en Twitter, mi agenda en Gmail, las noticias las leo en Pulse, la lista de la compra la hago con Do It (Tomorrow), el ajedrez, dama, cuatro en ralla, barquitos, los juego en mi tablet…

Vivimos en una época en la que por suerte o por desgracia la tecnología ha invadido nuestras vidas, ha entrado por todo lo alto, está aquí para quedarse y el futuro será de aquellos que sepan (sepamos, espero) sacarle partido a sus tremendas posibilidades a todos los niveles.

Con las nuevas capacidades que nos brindan los nuevos sistemas de telecomunicaciones podemos mantener una conversación hablada, un chat escrito y revisar el correo de forma practicamente simultánea y con el mismo dispositivo, esto si no hacemos mella en el hecho de que a parte podemos disfrutar de absorventes videojuegos y geniales adaptaciones de juegos de mesa como el Catán (que ya analicé con anterioridad), pero centrémonos en las posibilidades profesionales que nos brindan estas nuevas tecnologías:

Recientemente, una incidencia me ha llevado a darme cuenta como han aumentado mis capacidades organizativas y mi productividad potencial desde que hago uso de smartphones y Tablet, el hecho de estar guiando la resolución de una crisis mientras con un dispositivo localizo a mi jefe y le informo de la situación mediante whatsapp, con el otro realizo comprobaciones periódicas mediante citrix y Exchange y simultaneamente y sin el uso de ningún tipo de tecnología informo de viva voz al responsable directo del problema y no puedo evitar comparar mentalmente como me hubiese enfrentado a esta situación si unicamente hubiese tenido mi viejo N70, la falta de simultaneidad en las acciones seguramente hubieran hecho que el escalado de la incidencia se hubiera demorado en exceso provocando unas consecuencias mucho mayores de cara al serivicio.

¿Con esto que pretendo decir? pues bien sencillo, tenemos ante nuestras puertas una tecnología con la que nuestros padres soñaron, una capacidad organizativa y unos niveles de productividad potencial con los que nuestros abuelos no podrían llegar a creer en su vida, aprovechémoslos, mejoremos nuestro rendimiento gracias a la tecnología, no usemos el Iphone 4 para grabar en full HD ni el maravilloso HTC Desire HD para jugar al Alquimia, tenemos un potencial tremendo en nuestras manos, hagamos lo posible por no desperdiciarlo y usémoslo en nuestro beneficio y en el del futuro de nuestros hijos.

Anuncios

One comment

  1. Esta muy bien el articulo aunque yo habría ampliado el enfoque, si es cierto que existió la edad de piedra, la del bronce, la de…, esta sera recordada como la edad o la era de las comunicaciones, eso casi con seguridad, el aporte de la red a la humanidad tiene resultados impredecibles para lo bueno y para lo malo, permite desde compartir un recuerdo hasta gestionar una revolución, pero nada realmente funciona igual si no tenemos en cuenta un concepto fundamental y es el de “La madurez tecnológica”. Es sorprendente como siendo las herramientas universales, no todos le sacamos el mismo partido a los recursos tecnológicos, ni el aprovechamiento, ni los indices de productividad, por que en ultima instancia el valor que determina lo útil que es esto para todos nosotros es el indice de madurez tecnológica, ahora mismo este indice pertenece a la familia de valores incontables, pero somos muchos quienes podemos valorarlo, sin cuantificarlo y vemos que al final es el valor que marca la diferencia. Desde aquí te animo a que hagas la segunda parte de ese buen articulo que acabas de publicar, pero con este nuevo enfoque, lo mismo hasta te sorprendes.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: