h1

No importa dónde vayas… 2º round (Recursos Humanos y Redes Sociales)

22 julio, 2011

“Dime con quien andas y veré si te contrato” este podría ser perfectamente el lema con el que hace poco más de un año nació Social Intelligence una empresa que entre otros servicios ofrece a sus clientes la oportunidad de auditar la historia en la red de aquellos trabajadores que opten a un puesto de trabajo en su compañía.

¿Cómo puede afectar esto a un futuro empleado? Pues bien sencillo, este tipo de servicios busca entre nuestra actividad en la red aquellos rasgos que pueden resultar peligrosos o perjudiciales para el servicio, comentarios sobre compañeros, jefes o empresas, fotografías comprometidas e incluso relaciones con personas non-gratas para el cliente (como pueden ser ex-empleados, proveedores o clientes insatisfechos)

¿Y para qué buscan todo esto? fácil, elaboran un perfil que pretenda ajustarse lo más posible a la personalidad del trabajador y en base a este asesoran a la compañía si merece la pena o no la contratación del nuevo trabajador.

¿Qué podemos hacer para evitar que las RRSS nos perjudiquen profesionalmente? Hay pocas cosas más cómodas que desde el “anonimato” y la supuesta privacidad que nos ofrecen Internet y algunas RRSS despotricar sobre el jefe, los clientes e incluso los copañeros; sin embargo, no todo el monte es orégano y en muchísimas ocasiones este anonimato y privacidad se pierden en clausulas de uso y de cesión de datos que posteriormente son utilizadas por estas empresas de Recursos Humanos (RRHH) para elaborar nuestros perfiles como ya he comentado. Para evitar que estos comentarios puedan afectarnos, algunas RRSS como Facebook nos ofrece la opción de privatizar comentarios por grupos, crear un grupo de trabajo que no pueda ver tus publicaciones “delicadas” sería una opción curiosa e incluso la creación de otro grupo para aquellas personas que te invitan sin tu conocerlas y hacer que estos no vean NADA de lo que publicas. Aunque la opción más sencilla es la de aplicar el sentido común a la hora de publicar nuestra vida en la red, evitar comentar lo bien o mal que trabajan nuestros colegas, no faltar el respeto a superiores o empresas y por supuesto tener mucho cuidado con quien aceptamos o dejamos de aceptar en nuestros perfiles.

Anuncios

One comment

  1. Como en tantas otras ocasiones la calidad de las temáticas tratadas esta a la altura de las circunstancias. Este articulo invita a pensar sobre la defensa de la privacidad de los usuarios el mal uso de ciertas redes sociales sin la protección del anonimato y a reflexionar sobre como el sistema controla los movimientos del individuo por su actividad en la red. Muy buen articulo, da pie a un debate muy interesante.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: